Crea tu espacio y sube tus productos

Catedral de Santo Domingo de la Calzada

Catedral de Santo Domingo de la Calzada

Santo Domingo de la Calzada es una villa de unos cinco mil habitantes situada entre Logroño y Burgos, siendo un importante punto de nuestro Camino de Santiago.

No podemos redactar la historia, o  hablar sobre los monumento del Camino de Santiago sin hacer una especial parada en esta Catedral, no por su valor arquitectónico, que también, sino por la importancia de Santo Domingo como impulsor del Camino.

La leyenda de uno de los milagros atribuidos al santo en relación con un injusto ahorcamiento, ha llegado hasta nuestros días, sustentando el atípico hecho de la existencia de un gallinero gótico en el brazo sur del crucero: "sin duda alguna, la catedral de Santo Domingo de la Calzada es la única donde se conservan a un gallo y una gallina". Cuenta la tradición que, entre los muchos peregrinos compostelanos que hacen alto en esta ciudad para venerar las reliquias de Santo Domingo de la Calzada, llegó aquí un matrimonio alemán con su hijo de 18 años, llamado Hugonell. La chica del mesón donde se hospedaron se enamoró de Hugonell pero, ante la indiferencia del muchacho, decidió vengarse. Metió una copa de plata en el equipaje del joven y cuando los peregrinos siguieron su camino, ella denunció el robo al alcalde.

Las leyes de entonces castigaron el delito de hurto con pena de muerte y una vez prendido y juzgado, el inocente peregrino fue ahorcado. Al salir sus padres camino de Santiago de Compostela fueron a ver a su hijo ahorcado y, cuando llegaron al lugar donde se encontraba, escucharon la voz de Hugonell que les anunciaba que Santo Domingo de la Calzada le había conservado la vida. Fueron inmediatamente a casa del alcalde de la cuidad y le contaron el prodigio. Incrédulo, él les contestó que ''su hijo estaba tan vivo como el gallo y la gallina asados que él se disponía a comer''. En ese preciso instante el gallo y la gallina saltando del plato se pusieron a cantar. Y desde entonces se dicen los famosos versos: Santo Domingo de la Calzada, que cantó la gallina después de asada.

En recuerdo de este suceso se mantienen en la Catedral un gallo y una gallina vivos y siempre de color blanco durante todo el año. Proceden de donaciones y se realiza el cambio de las parejas cada mes. Frente a esta hornacina, que se construyó alrededor de 1445, y debajo de la ventana, se conserva un trozo de madera de la horca del peregrino.