Crea tu espacio y sube tus productos

Catedral de Santiago

Catedral de Santiago

El sepulcro del apóstol Santiago fue redescubierto, según cuenta la leyenda,  hacia el año 829 por el ermitaño Pelayo. De forma tal que sobre el mismo se edificó (reinando Alfonso II el Casto) un primer templo, de reducidas dimensiones. Más tarde se levantaron allí otras dos basílicas prerrománicas a las que finalmente acabó sustituyendo la catedral que ahora podemos contemplar.

El hecho de disponer de la única tumba conservada de uno de los doce primeros discípulos de Jesús (junto con la de San Pedro, en Roma), convirtió a la antigua Iria Flavia en el centro de un creciente movimiento de peregrinaciones que pronto alcanzó a toda la cristiandad europea, de la cual Santiago de Compostela acabó convirtiéndose en uno de los principales centros religiosos.

La catedral compostelana, comenzada  hacia 1075, es el ejemplar más valioso y significativo de arte románico español. Las calidades del granito gallego, cincelado por hábiles artífices, dan solidez, armonía y belleza a la estructura arquitectónica.
A través de las naves laterales, de bóveda de crucería, se abren varias capillas. En la del evangelio destacan la Capilla del Cristo de Burgos y la de la Comunión.

La capilla de las reliquias fue construida entre 1520 y 1535 por encargo del arzobispo Alonso de Fonseca y Ulloa al arquitecto Juan de Álava que la realizó con una cubierta de bóveda de crucería. En su interior, una importante colección de reliquias que se inició durante la Edad Media al ser utilizada para contener los restos mortales de los diferentes obispos de la catedral. Los relicarios están colocados en un retablo neogótico de 1924  que quedó medio destrozado por un incendio en 1921, aunque no sufrieron daño los relicarios ni sus reliquias.

PUERTA SANTA
Es una Puerta de la Catedral de Santiago que sólo está abierta durante los años santos compostelanos. Está situada en el lado sureste de la Catedral, en la emblemática Plaza da Quintana (y justo al lado de la puerta de esta Archicofradía).
El día anterior al comienzo de un nuevo Año Santo, el Arzobispo de Santiago procede a su apertura. Permanece abierta hasta el 31 de diciembre del Año Santo en que de nuevo es cerrada con toda solemnidad.
Entrar a la Catedral por la Puerta Santa es una bella costumbre que simboliza dejar fuera todo pecado y purificarse para entrar a la Catedral.

BOTAFUMEIRO
El Botafumeiro (literalmente 'esparcidor de humo', en gallego) es uno de los símbolos más conocidos y populares de la Catedral de Santiago de Compostela. Se trata de un enorme incensario que oscila por la nave lateral de la Catedral mediante un sistema de poleas tiradas por ocho hombres llamados tiraboleiros. El impulso y la parada del mismo se lleva a cabo por el tiraboleiro mayor, que además es el que marca el ritmo del impulso.
Hay que pensar que la Catedral de Santiago como todas las de peregrinación permitía a los peregrinos dormir en el interior lo que provocaba un olor muy desagradable de ahí la necesidad de tener un incensario tan grande.
Está hecho de metal plateado. Su autor es el orfebre compostelano José Losada. Pesa 58 kg. El actual data del año 1851. El anterior era de hierro, que sustituyó al de plata que se llevaron los franceses en el año 1809. La Catedral, utiliza el Botafumeiro en las 25 solemnidades litúrgicas del año y, ocasionalmente, también en las peregrinaciones.